Sunday, 30 May 2010

Ya está otra vez el pesado anglófilo...

... pero es que el contraste es dramático.

Bono sigue ahí tan pancho como presidente del Congreso con las historias de las hípicas, el Porsche de su mujer, y funcionarios para administrar sus negocios personales.

Laws, Chief Secretary to the Treasury (segundo de abordo en el Ministerio de Economía británico) dimite por 40.000 libras de cobros a lo largo de cuatro años a los que tenía derecho según las normas - aunque The Times diga que no.

ACTUALIZACIÓN: Una matización por no parecer partidista. Puse lo de Bono porque era lo que acababa de leer. Obviamente el caso de Camps me resulta igual de podrido (o quizás debería decir más).

1 comment:

  1. frasquitoelloco30 May 2010 at 16:35

    Aquí nunca pasa nada

    ReplyDelete